La secta del Golden Dawn y el satanista Aleister Crowley

Daremos a conocer lo sucedido en la década de los 20 en Inglaterra, cuando la sociedad secreta conocida como Golden Dawn alcanzó una sorprendente celebridad. Se la consideraba desde hacía algún tiempo la heredera de las tradiciones eróticas y de la magia sexual de los tiempos anteriores al cristianismo. Era una especie de Wicca intelectual, a la que pertenecieron escritores como Arthur Machen, autor de El gran dios Pan, y el premio Nobel de 1923 W. B. Yeats. También ingresó en la sociedad Aleister Crowley, individuo de personalidad muy controvertida a quien un juez definiría como «el hombre más inmundo de toda Inglaterra».
Este individuo, que se adornaba orgullosamente con el número 666, cifra de la bestia del Apocalipsis, gustaba de rodearse de musas, médiums y otros sujetos que se convertirían en los sacerdotes de la secta y debían superar en vicios y en perversidad a todo lo que un espíritu exacerbado por el alcohol y los estupefacientes pudiera imaginar. Afirmaba, entre otras cosas, este defensor del sexo místico, que la muerte del justo debe producirse a través del orgasmo reiterado. Pero, ¿quién era exactamente ese Aleister Crowley?
brujerias
El Apocalipsis es, sin duda, el libro más enigmático de los que componen la Biblia. No es de extrañar, pues, que haya servido de inspiración a los que, como Aleister Crowley, han fundado sectas tenebristas. Pero, afortunadamente, también ha inspirado a artistas poco sospechosos de tales herejías, como Alberto Durero, que representó así a los cuatro jinetes de la devastación y la muerte.

Volver a Brujerías