Caza de brujas: La ejecución en la hoguera

inquisicion
Quema de una bruja. Un fraile trata de arrancarle un último arrepentimiento.

El castigo máximo para las brujas era la muerte en la hoguera. Esta se convertía casi siempre en un espectáculo supuestamente edificante, pues las llamas acababan no sólo con la vida de las reas sino también con sus pecados, purificados de este modo.

Las condenadas que se «arrepentían» en el último momento eran estranguladas.

También se dieron casos en que, antes de quemarlas, a algunas brujas impenitentes se les cortaron sus miembros o se les machacó el cuerpo en el potro (una banqueta con cuerdas que envolvían todo el cuerpo del reo, y que el verdugo tensaba para traspasar la carne de la víctima).

Volver a Caza de Brujas

Artículos relacionados

 


Hechizos y brujerías

santa inquisicion, castigos de la inquisicion