Brujas y brujos

Definición

Brujería (también llamada Wicca o simplemente Destreza) es la parte del movimiento religioso dinámico contemporáneo conocida como paganismo y que se aplica a los idólatras y politeístas, especialmente a los antiguos griegos y romanos, así como al infiel no bautizado. Es una religión centrada en la naturaleza y que honra ocasionalmente a una diosa y normalmente a un dios, y usa la magia como herramienta de transformación personal y global. Utiliza normas religiosas, tradiciones políticas y científicas a lo largo de la historia, desde el culto a los dioses, la astrología, la psicología de Jung, el feminismo y la física cuántica.
Está caracterizada por un respeto profundo hacia todas las cosas vivientes, acepta la responsabilidad personal y social evitando culpar a otros de sus actos, sigue los ritmos naturales, efectúa la sanación mediante productos de la naturaleza, busca el equilibrio entre todos los aspectos del ego y la sociedad, da sentido a la vida misma, preguntándose sobre su significado, y celebra la sexualidad. En resumen: mantiene una posición positiva en la vida y potencia la espiritualidad.

Historia

Los primeros escritos modernos sobre la brujería se publicaron en los años 50, después de que fueran derogadas las últimas leyes británicas contra su práctica, cuando Gerald Gardner publicó varios libros que describen las tradiciones No empleaban elementos químicos en un principio para sus rituales, aunque poco a poco incorporaron el hierro, oro y cobre. Durante algún tiempo los filósofos griegos Thales y Aristóteles especularon sobre la composición de la materia y divulgaron que la tierra, el aire, el fuego y el agua (más una quinta sustancia conocida como “quintaesencia”) eran los elementos básicos que componían toda la materia.
Justo en esta época es cuando aprendieron a elaborar el bronce, mezclando cobre y estaño, y esto indujo a muchos científicos del momento a creer que si pudieran combinarse diferentes metales amarillos duros podrían conseguir oro o, lo que es igual, conseguir la piedra filosofal. Esta creencia de que el oro podría formarse con otras sustancias llevó a un conjunto de especulaciones y experiencias relativas a las transmutaciones de la materia, conocida como alquimia. Indudablemente, no consiguieron el propósito original de fabricar oro, pero influyó en el origen de la ciencia química. La búsqueda de la piedra filosofal tuvo destacados y célebres seguidores durante la Edad Media, especialmente en Egipto y Asia Menor, siendo introducida en Europa por los árabes y los judíos.
Es difícil definir a la brujería como religión, filosofía, arte o ciencia, pues posiblemente englobe todo ello. Puede, igualmente, considerarse como una práctica pagana (idólatras o gentes no bautizadas), o como monoteísta (que reconoce a un solo Dios), e incluso como ambas, pues su energía se basa en la fuerza vital del universo y en la que aportan los dioses o diosas. No cree en el cielo ni en el infierno, pues considera que todo forma parte del mundo invisible y que lo importante es dirigir y encauzar ese mundo para provecho de los humanos.
Ser brujo o bruja no es cuestión de realizar unos estudios concretos, un doctorado, pues se necesitan primordialmente ciertas facultades que vienen grabadas desde el nacimiento. Después es necesaria una dedicación exclusiva, pues no se puede ser bruja de noche y secretaria de día, además de un compromiso noble con los postulados de la brujería y fe ciega en lo que hace y quiere conseguir. Luego, de la Destreza en las que él había sido iniciado. Gardner sintió esa necesidad motivado por ver cómo una tradición milenaria y cultural se estaba perdiendo aunque, para su sorpresa, vio que había muchos otros estudiosos que hacían lo mismo en la penumbra del anonimato. Gardner, con la ayuda de Doreen Valiant, desarrolló la tradición que lleva su nombre y en la cual combina elementos de trabajo de su propio Congreso, con la mitología, albañilería; folclore y muchas otras fuentes. Las variaciones que divulgaba en su “Gardnerian Wicca” se desarrollaron casi inmediatamente, sobre todo en los Estados Unidos, cuando los practicantes crearon sistemas que satisfacían sus necesidades particulares. Hay ahora diez tradiciones mayores en Estados Unidos, con miles de variaciones.

Sigue leyendo >>>

Artículos relacionados

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *