Exorcismo y conjuro mediante la Bola de cristal 2

Cuando en la habitación todo está preparado, tenemos que actuar de la siguiente manera.
La Bola de cristal tendrá que ser colocada sobre el Lamen. Alrededor del operador y del sujeto a exorcizar se colocarán las velas en círculo, alternando una de color rojo y otra de color negro. Luego, de pie ante el altar (o ante la mesa), el operador hará recitar en voz alta el siguiente conjuro:

En nombre de Dios, soberano Señor,
dígnate dominar las fuerzas
que por medio de [1]
se han desencadenado para perturbar
mente, cuerpo, casa de [2].
¡Que el fuego se apague!
¡Que el agua se seque!
Que el viento se aquiete!
Que la tierra se haga polvo
tan fino que llegue a ser invisible,
para que de todo encantamiento,
sortilegio y hechizo,
quede libre la persona
cuya cabeza por tres veces
mojo con agua.
Mientras tanto, Tú, oh Soberano,
que dominas el cielo y la tierra,
somete toda fuerza
a tu sumo poder,
que ardan en tu honor
las velas del fuego purificador.
¡Amén!

1 Hay que nombrar a las personas o a la persona que se cree que han realizado el maleficio o el hechizo.
2 Hay que pronunciar el nombre de la persona a la que se está exorcizando.

Sigue leyendo >>>