Vela Blanca

hechizos con velas

La Vela Blanca tiene valor múltiple porque el blanco representa y contiene todos los demás colores. Puede irradiar las cualidades de cualquier color.
Por analogía simboliza la pureza, la castidad, la santidad, la Luna, las vírgenes, las perlas, la plata, la energía magnética, la Luna llena.
Al encender una vela blanca, su llama beneficia, a nivel general, los aspectos que se refieren a:
El pueblo, la tierra, el hogar. Los viajes y traslados cortos. La maternidad y los nacimientos. El magnetismo y la atracción. La pesca y los viajes por mar.

En el plano espiritual favorece y ayuda a

Aumentar la devoción.
Incrementar la humildad.
Concretar sueños y deseos.
Iluminar a los que sufren dificultades que se repiten.

En el ámbito de la salud, protege

El aparato reproductor de la mujer.
La psiquis.
Los dientes y encías.
El pecho y los senos.
El sistema linfático.
Los glóbulos blancos.
Además, actúa contra enfermedades como:
La depresión. El cáncer. El alcoholismo. La esterilidad.

En la esfera del amor

Beneficia con su fuerza para:
Unir a los parientes.
Aumentar el amor materno.
Alejar los conflictos.
Acrecentar el equilibrio emocional.
Reafirmar a las parejas.

En el aspecto económico

Actúa favoreciendo las siguientes actividades:
Las condiciones necesarias para estudiar y aprender.
Las empresas relacionadas con elementos líquidos.
Las relaciones públicas y sociales.
Las investigaciones oceánicas.
La economía familiar y las empresas familiares.
La estabilidad económica.
Los negocios asociados a la magia y la brujería.

Volver a Rituales con velas