Tres recetas para curar tu vivienda

Si la energía de su casa está bloqueada, no dude en recurrir al poder de las plantas y el agua. Le pre­sentamos tres simples recetas que emplean sus ramas para purificar los espacios y renuevan las energías positivas en el hogar.

1. Pino: Sumerja una ramita en un recipiente con agua y recorra la casa salpicando las gotas que queden en la rama. El pino es ideal para purificar una habitación en la que haya habido un enfermo.También, libera la energía de un ambiente apagado, sin vida o que haya estado mucho tiempo sin ser habitado.

2. Cedro: Haga lo mismo que en el caso anterior, pero cambie las ramas de pino por las de cedro. Es muy bueno para despejar los lugares pequeños en que se hayan producido fuertes discusiones y o se hayan vivido diversas tensiones.

3.Ramitas verdes: Con una cinta azul, ate varias ramas por los extre­mos para fabricar una especie de plume­ro. Luego, sumer­ja el extremo en agua y rocíe el lugar. Las ramas ver­des son ideales para revitalizar una habi­tación. Generan sen­timientos alegres y optimistas.