Tipo de rostro sedentario

Rostro estrecho, alargado, con predominancia del largo sobre el ancho.
Nariz fina, boca pequeña, con sus comisuras curvadas hacia abajo.
Los ojos están muy unidos y se hunden ligeramente: párpados pesados y caídos.
La retracción general de las facciones es extrema.
Este teperamento evita las situaciones de lucha y prefiere la pasividad.
No están habituados a estar en contacto con la naturaleza, pese a que precisan de ella para distenderse y recuperar su equilibrio.
Desean sentirse protegidos y recibir afecto en forma permanente.

El rostro revela la personalidad