Tipo de rostro reflexivo

Mandíbula mediana, barbilla fuerte y proyectada hacia adelante y pómulos no demasiado salientes. Poseen una nariz grande, de fosas nasales abiertas.
La frente es amplia y de perfil su forma tiende a elevarse. Los labios parecen delgados pese a no serlo, ya que se curvan hacia adentro y se aprietan entre sí.
Grandes ojos, separados y levemente hundidos.
El carácter de estos sujetos es estable y no muy impulsivo. Les agrada la vida social aunque no tanto como a los sujetos del tipo expansivo.
Su ritmo es reposado, poseen gran dominio de sí mismos y acostumbran a pensar antes de actuar. Ejercen un tipo de autoridad justa, benévola y a la vez estricta.

El rostro revela la personalidad