Símbolos de Tauro: segundo decanato

TauroDel 1 al 11 de mayo aproximadamente
La cabeza está ligeramente levantada hacia el cielo, coronada por dos cuernos que, juntos, forman una magnífica Luna creciente invertida. Se representa de pie con actitud orgullosa. Camina de derecha a izquierda a la plena luz del día -esta vez, pues, en el sentido del zodíaco—, en una verde pradera, la pata delantera derecha doblada, con paso seguro, aparentemente, y su cola dirigida hacia el cielo.
Este toro está plenamente intgrado en su medio natural. Se confunde con el paisaje que lo rodea. Está en su elemento. Sabe hacia dónde va, lo que quiere y lo que hace. Sin embargo, a pesar de la potencia que aparenta, detectamos cierta ligereza en su actitud. Refleja el estado de receptividad en el que se encuentra, el hecho de estar en osmosis con la naturaleza, presa de las pulsiones instintivas reveladas por este período del año dedicado a la procreación. Aquí, los símbolos juntos de la Luna y la tierra verde, cuyos caracteres son femeninos, y el toro, sólidamente plantado en este paisaje, cuyo principio es masculino, son representaciones de la fertilidad, nombre de este decanato. Estamos pues ante el reencuentro de las polaridades psíquicas y sexuales de lo femenino y lo masculino dispuestas a unirse. Este toro nos recuerda inevitablemente al buey Apis, el gran distribuidor de vida de la mitología egipcia, y del que Menes, primer faraón histórico, hizo el unificador del Bajo y Alto Egipto hacia el 3200 a.C.

Volver a Tauro