Secreto infalible para hacerse amar

Un viernes, entre las 23 y 24 horas, con la luna en cuarto creciente, hacer lo siguiente: Colocar sobre una mesa de madera tres lamparillas de aceite formando un triángulo, poner en el centro del mismo una cazuela nueva en la que, junto con carbones encendidos, arderán ruda, brionia y helecho macho. Decir al encender la primera lamparilla:

«Hágase la luz para Cernunnos y sus tres ayudantes»

al encender la segunda:

«Hágase la luz para Hertus y sus tres ayudantes»

y cuando se haga lo propio con la última:

«Hágase la luz para Bel y sus tres ayudantes»

Al arrojar las hierbas en la cazuela, decir:

«¡Oh poderosas hierbas mágicas! Consumios en homenaje a los tres dioses que rigen el amor: Bel, Hertus y Cernunnos. Que vuestros perfumes lleguen a ellos tan ciertamente como mis palabras resuenan en este lugar. ¡Oh, helécho! ¡Oh, brionia! ¡Oh, ruda! ¡Venid las tres en mi ayuda! per Averunque. Que así sea

Terminada la invocación, sacrificar un palomo negro, degollándolo y haciendo que su sangre se derrame sobre el fuego; deshacerse del mismo cuando deje de estremecerse y, con los brazos extendidos hacia Occidente, hacer la siguiente invocación:

«¡Oh, Cernernos! Cuervo negro de las alas de oro, yo te invoco nuevamente en esta hora solemne para que mandes acudir una legión de tus servidores a este pequeño altar de fuego. Oxtevur. In súbito»

Clavar un cuchillo de cachas negras en la hoguera y continuar la invocación diciendo:

«(Nombre y apellidos) oye la voz del Mundo Subterráneo. En tu cerebro, en tu corazón, en tus entrañas se manifiesta un malestar horrible

(Nombre completo), -sacar e introducir de nuevo el cuchillo en la pira- ese dolor intenso, esa perturbación que te aniquila, no cesarán mientras no ames con toda tu alma a (nombre del oficiante o de la persona que desea ser correspondida, teniendo la picardía de dar también su nombre completo). «‘(Nombre completo del amado), -volver a sacar e introducir el cuchillo en el fuego- la tranquilidad de tu espíritu y el bienestar de tu cuerpo solamente los conseguirás amando con locura a (nombre completo) y sometiéndote a su voluntad. Per Averunque. Que así sea

Tras esto, habrá que recoger las cenizas manchadas con la sangre del palomo, guardarlas en un frasquito preparado a tal efecto y esconderlas hasta ser utilizadas.
Siempre que se desee conseguir el amor de una persona, habrá que poner una pizca de estos polvos en contacto con su piel, a la vez que se musita: «Ligado quedas a (nombre completo) Per Averunque. Que así sea».