Rituales para fortalecer una pareja

Los comienzos de una relación tienen un encanto especial: la emoción que se siente ante cada gesto que se recibe de la persona amada, el placer de descubrir sus gustos y aficiones, la alegría de encontrar coincidencias en los modos de pensar, se suman a la felicidad de saberse correspondido.

Pero también es en estos momentos cuando se ponen los cimientos que determinarán la salud de esa relación, cuando se repartirán los papeles que cada miembro de la pareja va a desempeñar y cuando el vínculo, no consolidado aún, puede romperse por falta de entendimiento.

Los trabajos de magia que se proponen a continuación tienen por objeto consolidar una relación. Apuntan a que, desde los inicios, se puedan solventar todos los malentendidos, así como a propiciar que las dos personas que componen la pareja sienten unas bases sanas, justas y éticas para que ese vínculo sea feliz y duradero.