Rituales para fortalecer una pareja: Ritual del cofre para que el amor sea eterno

Los malentendidos son comunes en cualquier situación de convivencia o cuando se está muchas horas junto a una persona. Normalmente, son resueltos gracias a la buena voluntad y a la confianza, pero a veces acarrean situaciones dolorosas y difíciles de solucionar.
Este ritual preservará a la pareja de aquellas influencias que pudieran llevarle a tener malentendidos.
Deberá ser realizado por uno de los miembros aunque, si así se desea, podrá ser efectuado por los dos. Uno hará de oficiante y el otro permanecerá a su lado. En este caso, la oración deberá ser recitada por ambos.
OBJETOS NECESARIOS
Una estampa de la Virgen María – Una estampa de san José – Un trozo de canela en rama – Nueve granos de café – Un cofre o caja pequeña – Arena suficiente como para llenar la caja – Una vela roja, una blanca y una azul – Una cinta roja del largo suficiente como para atar el cofre
Para este ritual es recomendable conseguir una caja o cofre cuya base tenga aproximadamente el tamaño de las estampas y que sea de un material lo más resistente posible (madera o cartón duro).
Ritual
• Poner la estampa de la Virgen María en el cofre y, encima de ésta, la de san José.
• Echar en el interior del cofre los nueve granos de café, así como el trozo de canela en rama.
• Echar sobre estos elementos la arena, de modo que el cofre esté casi lleno.
• Poner las tres velas, que se sujeten, sobre la arena, en el centro, y encenderlas con una cerilla.
• Recitar la oración.
• Dejar que las velas se consuman de manera que, sobre la arena, quede la cera.
• Cerrar el cofre o caja con su tapa y luego atarlo con la cinta roja, haciéndole a ésta siete nudos.
• Guardar el cofre en un lugar lo más seguro posible y no volverlo a abrir mientras la relación esté vigente. Si ésta llegara a su fin, lo más conveniente es enterrarlo.

Oración
Por la gracia de santa Ana y de san José
que fueron modelo de confianza y de virtud,
la pareja constituida por (decir los nombres)
se mantenga siempre al resguardo de todo peligro.
Que cada grano de café
proporcione una década de compañerismo y felicidad.
Que la canela endulce cada día
y que siempre, nuestro amor siga tan vivo como lo está hoy.

Como este cofre o caja deberá permanecer intacto a lo largo de muchos años, es recomendable guardarlo dentro de una bolsa bien envuelto antes de ponerlo en su lugar definitivo.