Rituales para fortalecer una pareja: Ritual de San Valentín para afianzar una relación

Este ritual deberá iniciarse el 14 de febrero, día dedicado a san Valentín, patrón de los enamorados. Su ejecución ha de comenzar a las cero horas o, como mucho, antes de que hayan pasado los primeros diez minutos de ese día.
OBJETOS NECESARIOS
Una estampa de san Valentín – Siete velas blancas – Un cono o varilla de incienso de pino – Una cinta roja de metro y medio de longitud – Una nuez moscada Dos trozos de papel blanco – Un lápiz o bolígrafo – Un trozo de papel de plata – Una caja de cerillas
Este ritual deberá llevarse a cabo durante siete días seguidos.

Ritual
• Poner la cinta sobre una superficie plana, de modo que dibuje un corazón.
•En su interior, colocar la estampa de san Valentín y el papel de plata. Sobre el papel de plata poner una de las velas (conviene dejar caer antes unas gotas para que se mantenga en pie), y encenderla.
• Junto a la vela, poner el cono de incienso y encenderlo.
• Escribir el propio nombre en uno de los trozos de papel y el de la persona amada en el otro. Colocarlos también sobre el papel de plata.
• Poner una nuez moscada donde se indica en el dibujo.
• Recitar la oración.
• Dejar que la vela se consuma y, cuando lo haya hecho, envolver la cera y las cenizas del incienso en el papel de plata y guardarlo.
• Guardar también la nuez moscada.
• En la noche siguiente, volver a dibujar el corazón con la cinta, poner la nuez moscada y la estampa, así como un nuevo papel de plata, incienso, vela y tiras de papel con los dos nombres y proceder como el día anterior.
Los únicos elementos que se reemplazarán serán las tiras de papel, el papel de plata, la vela y el incienso cuyos restos se guardarán una vez que se hayan consumido, es decir, la nuez, la cinta y la estampa siempre serán los mismos.
Una vez que se haya hecho el ritual durante siete días, dejar caer cada uno de los paquetes de papel de plata en la calle, en una esquina diferente o bien en siete cruces de caminos o carreteras.
El oficiante deberá poner la cinta roja y la estampa debajo del colchón o de la almohada, y la nuez moscada, en un lugar en el cual la persona amada pase muchas horas al día (el coche, su oficina, debajo de su cama, etc.).

Oración
Bondadoso san Valentín,
te ruego nos ayudes a consolidar nuestro amor.
Haz que cada día nos miremos con ternura
y que nunca nos cansemos de la mutua compañía.

La festividad de san Valentín, según los historiadores, data del siglo II de la era cristiana. Ya ocho siglos antes de esta fecha, el 15 de febrero se celebraban en Roma unas fiestas paganas, las lupercalias, en honor al dios Lupercus. En ellas se llevaba a cabo un ritual que consistía en poner los nombres de las muchachas del lugar en una caja para que los jóvenes cogieran uno de ellos al azar. La joven así elegida era, entonces, su pareja durante un año o hasta que contrajeran matrimonio.
Con el advenimiento del cristianismo, la Iglesia intentó, poco a poco, reemplazar las festividades paganas por fiestas cristianas y, a tal fin, el papa Gelasius pidió que en lugar de ponerse en la caja los nombres de las muchachas se pusiera el nombre de diferentes santos a fin de elegir, de ese modo, el santo que cada uno tendría que emular durante los trescientos sesenta y cinco días siguientes.
Además, pidió que en lugar de honrarse a Lupercus se honrara a san Valentín, un sacerdote que había adquirido mucha fama por casar a las parejas en secreto, contraviniendo con ello la prohibición de celebrarse matrimonios impuesta por el emperador Claudio.
También cambió la fecha de esta festividad adelantándola en un día. Desde entonces, cada 14 de febrero y prácticamente en todo el mundo, se celebra el día de san Valentín, patrón de los enamorados.