Rituales de iniciación: ritual de las siete vueltas

Este ritual cumple el objetivo de ponernos en contacto con las la parte más intuitiva y mágica que tenemos en el fondo de la mente.
OBJETOS NECESARIOS
Una olla de agua mineral – Un puñado de sal gorda – Dos velas color violeta – Una vela blanca – Un puñado de hojas de melisa – Una rama de canela – Una cucharada de flores de lavanda – Unas ramitas de romero – Un plato o recipiente metálico que soporte el calor
Si no fuera posible conseguir las ramas de romero, se pueden reemplazar por un par de cucharadas de esta especia.
Ritual
• Poner a hervir la olla con agua; dejar hervir por espacio de cinco minutos.
• Echar la sal gorda, las hojas de melisa, la canela y las flores de lavanda.
• Colar la infusión, esperar a que se enfríe lo suficiente como para no quemar.
• Poner en el suelo, a derecha e izquierda, las dos velas violeta y, al frente, la vela blanca (ver ilustración). Encenderlas.
• En el triángulo formado por las velas, colocar una jofaina y echar en ella el agua ya tibia.
• Encender el romero.
• De pie dentro de la jofaina, dar siete vueltas en sentido de las agujas del reloj, recitar la oración. Visualizar que el cuerpo se llena de luz.
• Secar al lado del romero para que el humo de éste impregne la piel. Si se apagara antes de que los pies estén secos, será preciso encenderlo de nuevo.
Oración
Oh, poderoso Neptuno,
tú que tienes el don de la espiritualidad
y la llave de todas las almas,
despierta en mí los poderes.
Que mi intuición sirva para remediar el dolor,
que mi fuerza sirva para dar consuelo,
que mi alma sirva para honrar al Creador.