Rituales contra la infidelidad

hechizos contra la infidelidad

En la sociedad en que vivimos es fácil comprobar que las promesas de amor eterno que se dedican los enamorados en los comienzos de una relación, posteriormente centenares de parejas a menudo las rompen. Algunas veces por decisión de ambos, porque después de un tiempo comprueban que la persona elegida no responde a las expectativas que se tenían o, sencillamente, porque el amor se ha acabado. Pero también es frecuente que esto suceda porque uno de los componentes de la relación comete lo que, para muchos, es el peor acto de traición que pueda hacerse: una infidelidad.

Las relaciones paralelas casi nunca se comienzan con la intención de reemplazar a una persona por otra; más bien se inician frivolamente, como una aventura que provee emociones fuertes: el halago de sentirse especialmente aceptado, la ansiedad que surge ante la posibilidad de ser descubierto y todos los demás ingredientes que acompañan un nuevo romance.

Aun cuando el otro miembro de la pareja no tenga pruebas concretas de la infidelidad, por lo general hay pequeños detalles que le hacen entrar en sospechas y, con ellas, aparece el dolor, el miedo a que eso signifique el principio del fin y las discusiones generadas por ese temor que son las que, en definitiva, acaban determinando la ruptura.
Tanto desde la magia blanca como desde la negra han trabajado muchísimo sobre rituales contra la infidelidad y se han creado centenares de ritos que apuntan a prevenir o subsanar la infidelidad, existen algunas diferencias en estos rituales, y la diferencia básica que hay entre unos y otros estriba principalmente en que los primeros respetan la decisión y la libertad del individuo, concediéndose sólo los ruegos de iluminación y serenidad.

Los segundos tipos de rituales buscan obligar al infiel a abandonar las demás relaciones, sin tener en cuenta su libre albedrío, sino imponiendo la propia voluntad sobre la del prójimo, recuerde que en ningún momento debe realizar rituales de magia negra, pues no son recomendables para personas inexpertas.

Ritual del limón para resolver la infidelidad

Ritual de la Diosa de las aguas

Ritual de la manzana

Ritual del aguacate, el cactus y la cebolla

Ritual de los ajos y el romero

Ritual de los anillos para protegerse de la infidelidad

Ritual de la espoleta para resolver problemas de infidelidad

Ritual para que alguien confiese su infidelidad

Ritual de la sal para evitar la infidelidad

Rituales para evitar la tentación de ser infiel

Ritual de la moneda para evitar la infidelidad

Ritual del cactus para evitar las tentaciones