Rituales con velas: La habitación

Por muy simple que sea el ritual, la preparación es muy importante. Si se dispone a encender unas velas, antes que nada elija el lugar donde las va a encender.

Debe escoger un sitio en el que puedan permanecer continuamente, ya que en algunos rituales, que duran varios días, no se moverán las velas de sitio.

También tiene que ser un lugar en el que no se corra el riesgo de un incendio. ¡Una inocente vela ardiendo cerca de una cortina o de una tela fina acabaría en una conflagración o una catástrofe.

Elija una habitación tranquila, en la que no se oiga el televisor ni el estrepitoso tocadiscos. Tal vez en el fondo de la casa o del apartamento, lejos del ruido del tráfico. Necesita un lugar en el que pueda llevar a cabo sus rituales sin temor a ser interrumpido. El sótano o el ático de una casa son ideales.