Rituales con velas: El Altar

Necesitará algo que sirva de altar. Cualquier cosa puede servir: una mesa, un cofre, una caja, el suelo mismo incluso. ¿Pero, por qué no hacer bien las cosas? Un toque estético no hace daño a nadie.

Una mesita baja es lo ideal, mejor aún si es de unos dos pies y medio de larga y dos de ancha. Una mesa camilla también puede servir. Si lo desea, puede cubrirla con una tela.

Tendrá que ser blanca. Necesitará una serie de palmatorias.

Pueden ser de cualquier tipo y de cualquier material. Intente, no obstante, elegirlas de tamaño pequeño para que cuando tenga que utilizar varias a la vez, el altar no se encuentre abarrotado.

También es muy importante a la hora de tener dos o más velas muy juntas, lo que resulta imposible con palmatorias muy grandes, o sea que adquiéralas pequeñas y escasamente adornadas.