Ritual para saber la verdad 1

Encienda las velas del ALTAR 1 y 2. Encienda el incienso. Piense intensamente en el sujeto sobre el que desea saber
la verdad. Encienda la vela del CONSULTANTE, piense en él y diga:
«Enciendo esta vela para que represente a ….
(Nombre)…. Arde al igual que arde su espíritu. Es igual que él en todas las cosas».
Encienda, por orden, las velas BLANCAS y diga:
«Estos son los símbolos de la verdad. Están unidos a …. (Nombre) …. y le enseñarán toda la verdad».
Luego, diga:
«Así como cabalgaba en la noche, a través de la tierra desnuda, En el fulgor de la luz de la luna, vi un hermoso
castillo; Damas y caballeros, grandes y pequeños, Bullían, era un festejo, El viento arremolinaba las hojas.
Me dieron la bienvenida y entré A beber de su vino para alegrar mi corazón.
Bailé y reí con hermosas doncellas.
Jamás en mi vida había disfrutado de un banquete
igual;
Y el viento arremolinaba las hojas.
Entonces, de repente, se oyó un grito: \Haro por Yarol y me fui durmiendo Mientras una doncella que bailaba a mi lado Se deslizó como un lagarto; Y el viento arremolinaba las hojas.
Desperté con la primera luz del alba,
Estaba tumbado entre unas ruinas antiguas,
Sobre la roca y bajo el sol
¡Vi correr un lagarto verdioro!
Y el viento arremolinaba las hojas.
Ahora conozco la verdad y está en mí, Porque he visto lo que tenía que ver, El conocimiento secreto acude a mi mente, Lleva en sí las risas del más allá; Y el viento arremolinaba las hojas».
Luego, permanezca media hora en una contemplación tranquila. Durante ese tiempo acudirá la verdad del sujeto en cuestión. Apague las velas.