Ritual para provocar sueños

Encienda las velas del ALTAR 1 y 2. Encienda el incienso. Encienda las velas del ALTAR 1 y 2. Encienda el incienso.
Encienda la vela del CONSULTANTE pensando en él. Encienda la vela AZUL BRILLANTE. Piense en la paz Y la tranquilidad. Encienda la vela NARANJA. Piense en lo que desea soñar. Encienda la vela BLANCA. Piense en la verdad de sus sueños. Diga:
(Salmo 11)
«Pongo mi confianza en el Señor; ¿Cómo es que le dice a mi alma: Vuela, como un pájaro, hasta tu montaña más alta?
Mirad, tensa su malvado arco y ajusta sus dardos en la cuerda, Para poder acertar, ante todo, a los de corazón honrado.
Si se destruyen las fundaciones ¿Qué hará el ser recto?
Dios está en su templo sagrado,
su trono está en el cielo:
Sus ojos ven, sus párpados irritan
a los hijos del hombre. Aprueba al justo:
Pero su alma odia al hombre malvado,
y al que ama la violencia.
Trampas, fuego y azufre, tempestades furiosas,
hará caer sobre los pecadores:
Y esto, como la proporción de su copa
a ellos les pertenece.
Porque el Señor más recto
se deleita en su rectitud; Y con semblante agradable contempla al honrado».
Siéntese tranquilamente unos minutos antes de apagar las velas. Tendrá que realizar este ritual por la noche, antes de irse a la cama, que es cuando se llama a los sueños.