Ritual para provocar celos 1

Encienda las velas del ALTAR 1 y 2.
Encienda el incienso.
Encienda la vela ASTRAL de la persona en la que se
desean despertar celos. Piense intensamente en ella, y
diga:
«He aquí el hombre,…. (Nombre)….; arde al igual que esta llama, consumido por los celos».
Encienda las velas MARRONES 1 y 2 y diga:
«…. (Nombre) …. se siente inseguro. Se siente inseguro de sí mismo; de los demás. Duda y se perderá».
Encienda las velas AMARILLO/VERDOSAS 1 y 2. Diga:
«Los celos están en él. Se nutren de él. Arden con una llama fija».
Luego, pensando en él y en cómo se vuelve cada vez más y más celoso, diga:
«Me tumbo y duermo -bienaventurado reposo
Calma mi pesar y preocupación;
Cuando, repentina, una visión viene a mí,
Una hermosa y divina virgen.

Era pálida como el mármol,
Y maravilloso el contemplarla;
En sus ojos brillaban unas lágrimas perlinas,
Sus cabellos refulgían como el oro.

Y, poco a poco, deslizándose, La virgen pálida como el mármol,
Se apoyó sobre mi corazón palpitante,
La virgen pálida como el mármol.

¡Cómo vibraba y palpitaba, de alegría y dolor,
Mi corazón enfebrecido!
El pecho de la virgen no vibraba ni palpitaba,
Estaba frío como la nieve helada.

«Mi pecho no vibraba ni palpitaba,
Lo sentía frío como el hielo;
Ahora conozco las alegrías del amor,
Y la omnipotencia del amor.
Mi mejilla no se tiñe de rosa,
Y no corre la sangre por mi corazón;
Ahora no lucho contra el miedo estremecedor;
En ti soy buena y amable.

Me sentía libre hasta que se abrazo a mí,
Parecía perder el sentido;
El gallo cantó con estrépito.
Entonces se desvaneció en el aire
La virgen pálida como el mármol».

Transcurridos unos momentos, apague las velas. Repita el ritual cada lunes y cada sábado, durante tres semanas consecutivas.