Ritual para protegerse contra lo maligno

Encienda las velas del ALTAR 1 y 2.
Encienda el incienso.
Encienda la vela del CONSULTANTE e imagíneselo vestido de blanco.
Encienda las velas BLANCAS 1, 2, 3 y 4, piense con fuerza que va a superar lo maligno, piense en la salud y en el poder. Luego, diga:
(Salmo 93)
«El Señor reina, y viste con majestad
su traje de luz;
Sus trabajos le indican cómo tiene que vestir,
y envuelven su poder.
El mundo está estructurado de tal manera,
que no puede desviarse.
Tu trono es fijo desde tiempos remotos,
Los efluvios, Señor, se han elevado,
han elevado sus voces;
Los efluvios han elevado sus olas
y emiten un ruido potente.
Pero el Señor, que está en las alturas,
es mucho más poderoso
Que el ruido de las aguas
o que las grandes oleadas del mar.
Tus testimonios hablan en la fe de cada uno;
Santo eres para siempre,
Señor,
mientras el bien entra en mi casa».

Deje arder las velas hasta que se consuman.