Ritual para desarrollar la comprensión 1

Encienda las velas del ALTAR 1 y 2. Encienda el incienso, que mezclará preferentemente con un poco de canela y almáciga. Encienda la vela del CONSULTANTE. Concentre sus pensamientos en él. Encienda las velas AZUL BRILLANTE 1, 2, 3 y 4. Mientras, piense intensamente en la necesidad de recibir comprensión de los demás; de comprender sus puntos de vista; de ser simpático. Luego, diga tranquilamente:
«El águila vuela a tanta altura,
Sus ojos, desde lo alto, lo ven todo;
Cumple el destino amenazador
Del ratón, el conejo o la liebre.
No piensan en los demás
En sí, les importa un bledo.
Para cazar el gamo, los perros saltan
Tan ligeros y tan veloces.
Bailan a su alrededor y sacan sus dientes mortales
Ese día, se pisan los talones.
No piensan en los demás,
En sí, les importa un bledo.
El cordero es una presa fácil para el lobo
No lucha por miedo;
Pero el lobo atacará
al cordero, luego se oirán aullidos.
No piensan en los demás,
En sí, les importa un bledo.
No dejes que sea insensato, Despreocupado; que me falte sensibilidad. No dejes que tan sólo vea un camino, Tal vez sin regreso posible. Haz que reciba lo que te estoy dando, Esa comprensión que está dentro de mí».
Siéntese tranquilamente diez minutos antes de apagar las velas.
Repita el ritual cada noche, a lo largo de siete noches.