Ritual de purificación de las Tres Madres

Un día 16 por la noche, con la entrada de la luna nueva, ponga en el centro de un altar casero un cuenco con una vela verde a la derecha, una negra a la izquierda y una blanca justo delante de la caldera.
Forme un círculo alrededor del cuenco con una mezcla de hierbas (mejorana, menta, ruda, romero). Prepare un frasco con aceite de almendras y unas gotas de aceite esencial de jazmín y de lavanda.
Encienda cinco carbones en el cuenco y vaya echando gotas de aceite y puñados de hierbas, mientras dice:

Por los poderes del Sol naciente y de las Tres Madres, todo demonio en mi vida está acabado.

Este ritual lo dejará libre de daños y maldiciones.