Presagios de buen agüero

Los presagios de buen agüero relativos a la naturaleza

Encontrar un trébol de cuatro hojas es evidentemente un hecho excepcional, ya que como su nombre indica, el trébol tiene tres hojas. Promete fortuna, prosperidad o, sencillamente, una futura entrada de dinero.
Ver, hallar o recoger una rama de brezo blanco es señal de buena salud, de vitalidad y de longevidad o anuncia una boda feliz.
Hallar un avellano por el camino, por ejemplo paseando por el campo, es señal de riqueza y fecundidad, de un matrimonio feliz pero también de que la persona que pasea no se perderá en el camino de la vida. Entre los celtas, el avellano se consideraba un árbol mágico, símbolo de ciencia, paciencia, perseverancia y fecundidad.
Caminar bajo la lluvia es un signo de felicidad, de plenitud y fecundidad; pues la lluvia siempre fue considerada un don del cielo. Lava, purifica y fertiliza la tierra.
Un manzano enfloran primavera es una señal de bienestar y anuncia una buena noticia para quien lo ve.
Encontrar una fuente es señal de curación para las personas que tienen problemas de salud o anuncia una revelación que será el origen de un gran cambio en la vida de la persona que la ha encontrado.
Ver un arco iris es un signo de alianzas, de unión, de boda o de reconciliación

Los presagios de buen agüero relativos a los animales

Una golondrina que entra y vuela dentro de una casa anuncia una buena noticia, un acontecimiento feliz o un nacimiento.
Una paloma que se posa en el tejado de una casa anuncia un período de paz, serenidad y plenitud en la vida y prosperidad del hogar.
Ver una mariposa blanca a principios de verano anuncia una entrada de dinero inesperada. Si entra en la casa es señal de prosperidad durante el año siguiente.
Una mariquita que se posa en la mano anuncia varios meses de suerte y prosperidad, que se calcula en función del número de motas que tiene. Si levanta el vuelo hacia el dedo meñique anuncia una buena noticia, si se posa en el dedo anular, una petición de matrimonio, si se posa en el dedo del corazón, una buena idea, en el dedo índice una buena elección y en el pulgar, una pasión.
Oír el canto de grillos anuncia que recibiremos buenas noticias de una persona querida o que vendrá a visitarnos próximamente. También es signo de prosperidad.
Oír el croar de las ranas es un signo de fecundidad o de una pasión amorosa que viviremos.
Una cierva que se cruza por el camino es un signo de perseverancia, sensatez y firmeza ante la adversidad. Si es un ciervo, anuncia vitalidad, longevidad y abundancia de bienes.
Cruzarse con un rebaño de ovejas revela que seremos felices en el amor.

Los presagios de buen agüero relativos a los objetos

Hallar una herradura es un signo de suerte total y riquezas.
Encontrar un clavo trae suerte. Hay que recogerlo y llevarlo encima. Favorece el éxito de las empresas. Pisar un clavo por descuido anuncia una buena noticia inesperada.
Dejar caer un peine o un cepillo por torpeza es señal de riquezas.
Hallar un alfiler anuncia un encuentro afectivo o el nacimiento de un niño. Encontrar una aguja anuncia el nacimiento de una hija.
Un cuchillo que cae al suelo de punta anuncia un éxito, un logro, una gratificación.
Hallar un anillo anuncia una petición de matrimonio.