Polvos de amor

Estos famosos polvos, cuya utilización en magia amorosa es casi ilimitada, están compuestos de estos ingredientes: enula campana, semillas de flores auspiciadas por los Dioses y Diosas del Amor, verbena, y bellotas de muérdago, de encina a ser posible.

Aunque lo ideal sería dejar secar el conjunto con los efectos de los rayos solares, es comprensible ante los ojos de los dioses la impaciencia del enamorado, por lo que resultará lícito introducir los ingredientes en un horno para acelerar su secado.

Una vez concluido esta paso, se machacarán en un almirez tales ingredientes, hasta haberlos reducido por completo a polvo. La utilización de los pqderosos Polvos de Amor, abre un amplio baremo de posibilidades, combinándose en dos o más métodos.

Por ejemplo, pueden servir para ser depositados en la piel del amado, habiéndose untado previamente las manos con ellos el interesado, introduciéndolos, a su vez, en bebidas y comida, o engarzando un anillo con ellos en su interior, que se regalará al ser querido. También pueden ser incluidos en otros hechizos.