Piscis ascendente Leo

Neptuno-Sol Agua-Fuego
La presencia de Leo le infunde magnetismo, pero también una inclinación a construirse una personalidad que es falsa en el fondo.
Cae con facilidad en la mitomanía y la jactancia, le pierde su tendencia a creer que las cosas son como a él le gustaría que fueran y no como son en realidad. Pero la vida se encarga, a menudo dolorosamente, de enseñarle a ser más humilde y a asumir sus insuficiencias.
Con el tiempo desarrolla dotes de curandero o de médium. Su fuerte egocentrismo está en conflicto permanente con su sincero amor a los demás.
Le afectan mucho las rupturas sentimentales.
Atracción por Acuario.

Volver a SIGNO PISCIS