Piscis ascendente Aries

Neptuno-Marte Agua-Fuego
La personalidad de este Piscis se halla escindida entre la pasividad y la actividad. El fuego de Aries, que prevalece en la infancia, va poco a poco dejando sitio a la ensoñación de Piscis: en la síntesis de los dos signos se exterioriza una vida secreta.
Con frecuencia es profundamente místico, pero no se retira a un convento si no es para ser prior. Tiene mucho encanto, mucha presencia, mucho atractivo.
No es fácil conocer sus intenciones.
Atracción por Libra.

Volver a SIGNO PISCIS