Mitos y símbolos asociados con Sagitario

Sagitario

Sagitario

Sagitario significa «saetero, que lucha con arcos y saetas». Según la astrología tradicional, los 3 decanatos del signo Sagitario se representan con centauros: el primero con el torso inclinado tensando su arco y dirigiendo la flecha hacia atrás; el segundo dirige su flecha al frente; el tercero, con el busto inclinado ligeramente hacia atrás, y con la cabeza y el arco orientados hacia el cielo, preparado para lanzar su flecha a las estrellas. Estas tres direcciones simbolizan el pasado, el porvenir y la vida futura. Nos dan una visión de la triple naturaleza de Sagitario, psíquica y pulsional, carnal y material, religiosa y espiritual, en correspondencia con los tres elementos que constituyen el arco: el cuerpo del arco, la cuerda y la flecha. Las palas del arco representan la parte inferior y animal del centauro, la bestia que dormita en Sagitario, cuyo instinto se confunde con la tierra. Así pues, el Sagitario del primer decanato, que apunta su flecha hacia atrás, está orientado hacia las pulsiones de vida y de muerte en relación con el signo del zodíaco que le precede, Escorpio.
La cuerda representa la tensión del deseo que permite proyectarse hacia el porvenir, avanzar hacia delante. Simboliza el dinamismo y el entusiasmo, dos cualidades inherentes a los nativos de este signo. Así, el centauro que se encuentra en el segundo decanato de Sagitario dirige su flecha hacia delante, hacia el horizonte que quiere franquear para sobrepasar sus límites y explorar un nuevo territorio. Finalmente, la flecha es el símbolo del destino. Se asocia con el relámpago y el rayo, atributos que pertenecen a Júpiter, el astro regente de este signo. El relámpago es la flecha de fuego. En referencia a esto, señalemos que El Enamorado, el sexto arcano mayor del tarot adivinatorio, presenta una analogía con el signo Sagitario. En efecto, el ángel que sobrevuela por encima de los tres personajes representados en este arcano, sostiene un arco en la mano y está listo para lanzar su flecha. Este arcano, que hace evidentemente alusión al amor, es una metáfora de lo que se llama comúnmente un «flechazo». El rayo, el relámpago, la flecha… también es llamada «lanza del destino». Así pues la noción de elección, que ilustra este arcano, se refiere al destino. Mientras la parte inferior del cuerpo del centauro es la de un animal, la parte superior posee un carácter angelical. El centauro, que en un principio era un ser legendario y mítico asociado a una divinidad de la montaña y los bosques, está simultáneamente en relación con las capas más profundas de la naturaleza terrestre y con las zonas elevadas o superiores del mundo celeste. Lleva consigo
la Tierra y el Cielo. El mito de Sagitario es, pues, el centauro, medio hombre, medio animal, o más exactamente, medio ángel y medio bestia. Como el ángel es una divinidad de la naturaleza y la bestia se confunde con la misma, el centauro se sitúa en el corazón de la vida terrestre y material.
Sagitario significa «la flecha». Así, al lanzarla, manifiesta la capacidad y voluntad de escoger su destino, de dominar sus deseos y conseguir un objetivo que no es otro que él mismo, el centro de su ser. La palabra htmasaggita (saeta, flecha) deriva del verbo sagire, que significa percibir rápidamente. Vivo como el relámpago, Sagitario tiene talento.

Volver a SIGNO SAGITARIO