La mujer Piscis y su manera de ser

La mujer Piscis es dulce y soñadora. Parece siempre en otro mundo, llena de manías inocentes y caprichos imprevisibles.
Aunque es poco agresiva y no despierta hostilidad, su enorme emotividad hace que se recubra con un caparazón protector para evitar la emoción y el sufrimiento. Su sensibilidad no se puede comparar con ninguna. Es capaz de llorar desconsoladamente por las cosas irías nimias y a continuación mostrarse fría como un témpano si tiene la sensación de que no la comprenden o de que se burlan de ella. Sin embargo, puede llegar a refugiarse en la insensibilidad más absoluta si siente la necesidad de protegerse.
Es muy intuitiva y se fía más de su instinto, que suele ser certero, que de las opiniones o los consejos ajenos. Y no le falta razón, pues de todos los signos del Zodíaco es la que mejor siente, la que mejor percibe cosas impenetrables para los demás.
Posee delicadeza, encanto y misterio, y a la vez una perfecta naturalidad que le da verdaderos éxitos en la vida social y afectiva. Hay también en ella una poesía un poco exaltada, que fastidia y seduce a un tiempo, como si viviera en un interminable cuento de hadas.

Volver a SIGNO PISCIS