La mujer Libra

La mujer Libra tiene atractivo, distinción, una belleza casi perfecta y todo el encanto del mundo. Verla moverse es un verdadero placer para los ojos: su gesto más insignificante sorprende por la elegancia que pone en todo.
Cautiva con la mirada de sus ojos luminosos y turbadores, con la sonrisa de su boca exquisitamente modelada.
Una persona que cierta vez desayunó con Brigitte Bardot, nativa de Libra, contaba cómo le impresionó su manera de llevarse el tenedor a la boca y de levantar el vaso. Es perfecta, es inimitable, dijo.
La mujer Libra tiene una necesidad espontánea de expresarse a través de su cuerpo ligero, casi etéreo, hecho para la danza.
El óvalo de su rostro es puro, la tez clara, la piel satinada y luminosa. Por delgada que sea, nunca parece flaca. Tiene bellos hombros redondeados y senos menudos, altos y firmes. Nunca tiene las carnes blandas: el hábito de la danza y del deporte le ayudan a mantener un buen tono muscular y un cuerpo joven durante muchos años.

Volver a SIGNO LIBRA