La mujer Libra y su manera de ser

La mujer Libra es inteligente, culta, de espíritu curioso; bajo ningún concepto acepta el papel de mujer objeto. Es una maravillosa anfitriona, que tiene atenciones exquisitas para cada uno de sus invitados. Pero también le gusta seleccionarlos: quiere que sean interesantes y, mejor aún, conocidos. Tiene una faceta mundana, aunque lo niegue. Todo le apasiona: la política, la religión, la literatura, la filosofía. Nunca se oyen trivialidades de su boca, porque lee mucho y siempre buenos autores.
No resistimos la tentación de citar un extracto del retrato que Max Jacob dedica a la mujer Libra en su Miroir d’astrologie: «Es una mujer muy hábil y de exquisito gusto: vive su vida egoísta y sabiamente. Coloca muy bien su dinero y no se priva de nada por nadie, ni siquiera por su hijo, que es su mayor pasión y al que deja tranquilamente en casa cuando tiene un amante o un viaje en perspectiva».
Es un retrato menos cruel de lo que pueda parecer.
Esta mujer todo encanto, tan deseosa de que la amen, renuncia difícilmente a sus placeres, sobre todo cuando es joven y bella. Nada la detiene en el disfrute de su goce y, si alguien lo intenta, lucha hasta que el enemigo cae a sus pies. Sabe que tiene poder sobre los hombres, y no le desagrada obtener de ellos algunas ventajas. El amor es la gran preocupación de su vida.

Volver a SIGNO LIBRA