La mujer Capricornio y su salud

La mujer Capricornio es activa y trabajadora, como el hombre del signo, lo que le permite escapar a la angustia que experimentaría si se encontrara sola, abandonada a sí misma y a la ociosidad.
Encontramos en ella la misma constitución artrítica e idéntica predisposición al reuma, a los trastornos circulatorios, a las reacciones alérgicas y a los trastornos intestinales. Pero la mujer Capricornio, como el hombre del signo, no da importancia a sus molestias y rara vez guarda cama.
Si acude al médico es para que la tranquilice y le levante el ánimo. Sólo confía en quien le confiesa su ignorancia o toma sus problemas a la ligera; en caso contrario, su suspicacia la llevará a interpretar trágicamente la más pequeña alusión a una enfermedad.
Es propensa a la esclerosis y a la autointoxicación, por lo que debe vigilar el conjunto de las funciones hepáticas, intestinales y renales.
Es muy sensible al frío y el ruido la vuelve irritable. Necesita imperiosamente el silencio, la paz de los bosques y el sueño, y siente deseos homicidas hacia los que de una manera u otra perturban uno de sus medios de recuperarse biológicamente. Por ello, es absolutamente indispensable que aprenda a relajarse.
Debe luchar contra su tendencia a comer más de lo que necesita, mecanismo inconsciente mediante el que trata de compensar sus frustraciones. Es capaz de prescindir de muchas cosas, de casi todo, a condición de estar sola. En la soledad da satisfacción a la faceta ascética de su personalidad.
La mayoría de los deportes le cansan demasiado, no le gusta correr y se queda pronto sin aliento. Debe imponerse, no obstante, algunos minutos de ejercicio físico cada día, aunque sólo sea pasear un poco. Pero ha de evitar hacer siempre los mismos movimientos. Le conviene toda clase de ejercicios de flexibilidad.
Como el nativo del signo, debe evitar el alcohol, las carnes en salsa, la grasa y los embutidos. Puede comer huevos, leche y queso (necesita calcio), yogur (que beneficia a sus intestinos y a su silueta) y demás productos lácteos. Aunque es friolera, debe evitar los ambientes demasiado caldeados: es mucho mejor para su organismo que se abrigue más y que ponga en juego sus defensas naturales. Le están aconsejados todos los alimentos naturalmente diuréticos.

Volver a SIGNO CAPRICORNIO