La mujer Capricornio y el amor

La mujer Capricornio siente un profundo temor a que la abandone el hombre que ama. Si ha sufrido en su infancia, o si ha perdido a sus padres a temprana edad, lleva heridas en el alma que nunca acaban de cicatrizar. Se vuelve insegura, con una enorme sed de ternura y afecto. Y, sin embargo, no es raro que la mujer Capricornio se las arregle para destruir el amor cuando lo encuentra.
De ese modo no es ella la abandonada, pues le parece menos doloroso prepararse para el sufrimiento que ser fulminada por él: al provocar la ruptura, la puede soportar mejor. Lamentablemente, suele ser inconsciente de la trampa que se tiende a sí misma y con frecuencia se queja de que no tiene suerte en el amor y de que está condenada a la soledad. Un poco de lucidez frente a ese mecanismo le ahorraría muchos sufrimientos.
Como ocurre con el hombre del signo, abundan las Capricornio solteras. El matrimonio atemoriza a esta mujer, y no ignora que la seguridad que representa es aleatoria. Además, su amor por la soledad hace que se resista a admitir una presencia continua o autoritaria; sobre todo a partir de la primera juventud.
Sin embargo, a veces se vincula a hombres que dependen de ella, lo que atenúa su temor al abandono. En otras ocasiones se enamora de hombres inaccesibles, ausentes y distantes, con lo que se asegura la libertad de amar o de dejar de amar.A pesar de su aspecto un poco frío y de su mirada algo severa, es en realidad una apasionada que se sabe controlar. No es difícil que sea feliz en un matrimonio tardío, cerca ya de la madurez.

Volver a SIGNO CAPRICORNIO