La mujer Cáncer

En la mujer Cancer se presentan dos tipos morfológicos, el redondeado y el longilíneo, que aparecen más mezclados que en el hombre. Tiene un aire dulce, con rasgos infantiles y ojos grandes y asustados. Es más bonita que bella. Tiene sobre todo mucho encanto, con la tez lechosa y sonrosada, sonrisa que se conserva juvenil hasta edad avanzada y aspecto soñador y un poco frágil, que despierta en los que la ven un reflejo protector. Por otra parte, aparenta ser más indefensa de lo que es, pues eso conviene a su pasividad natural. Hay dos tipos de mujeres de este signo: una más menuda, algo aniñada, flexible y sinuosa; la otra es opulenta, algo entrada en carnes, con el pecho abundante y amplias caderas de matrona.