La mujer Acuario y sus aptitudes

La mujer Acuario quiere ser libre, igual al hombre. Está dispuesta a afirmar su independencia por todos los medios, y no le falta valor cuando se trata de conquistar su autonomía.
Lo puede lograr si es consecuente, pues debe desconfiar de su tendencia a la dispersión y de su talante un poco veleidoso. Sin duda, por eso le atrae y le estimula el trabajo en equipo: es su manera de aceptar sus propias obligaciones.
Haga lo que haga deja su impronta, su sello personal. Siente curiosidad por las personas y aprecia sobre todo las profesiones que requieran una relación con los demás. Pueden interesarle las actividades más variadas: el diseño de joyas, la literatura, la artesanía, las profesiones artísticas, la investigación, la costura o incluso la acción sindical. En cambio, se siente incapaz de trabajar en una oficina con horarios fijos y tareas idénticas cada día: le gusta organizar su trabajo a su manera y sus jefes pueden confiar en ella, pues es escrupulosa y cumplidora.
No le asusta la burocracia y sabe exigir lo que le corresponde, encarándose con quien haga falta. Esto sucede sobre todo, si tiene la convicción de que defiende una causa justa, preferentemente revolucionaria, pues siempre está dispuesta a socorrer al oprimido.
Nunca se admirará lo bastante sus dotes de organización, que ejerce admirablemente: es, sin la menor duda, donde dará lo mejor de sí misma.
Puede ejercer las mismas profesiones que el nativo del mismo signo y con igual competencia. Sin embargo, también se la encuentra en las filas de los marginados, de los desarraigados y de los nómadas, pues su mayor ambición es aprovechar el tiempo, vivir la vida, gozar de lo imprevisto y escapar a todas las formas de esclavitud.

Volver a SIGNO ACUARIO