La mujer Acuario y su salud

La mujer Acuario debe tener en cuenta su temperamento nervioso y desconfiar de sus manías persecutorias. Como es resueltamente inconformista y excéntrica, a menudo pasa por una chiflada simpática, víctima de la incomprensión de los espíritus aburguesados. Necesita tranquilidad; le conviene evitar las emociones violentas, que la sobreexcitan y pueden llegar a agotarla.
Es primordial para ella administrar sus energías, a lo cual contribuirá en buena medida regulando su sueño. Le están muy indicadas a ese respecto las infusiones de tila y verbena, que le sientan mejor que los fármacos tranquilizantes o los somníferos.
Tiene magnetismo e intuición. En la Edad Media, sin duda quemaron a un buen número de mujeres Acuario que eran, a la vez, insurgentes y revolucionarias, poseían el don de la videncia o eran curanderas, además de tener mirada ausente propia de las «criaturas del diablo». Debido a su gran curiosidad, conocían el poder de las hierbas. Y además, por gusto, hacían «lo que no se debía» desafiando el conformismo, porque querían ser libres.
Uno de sus principales problemas son los trastornos circulatorios, sobre todo en las piernas. Es también propensa a los resfriados, las alergias y los achaques en las vías respiratorias superiores.
Esta mujer desconcierta a los médicos, que no entienden los síntomas que presenta: la curan por lo que no tiene, y no por lo que tiene. Hasta en este terreno es original. Su salud depende esencialmente de su equilibrio afectivo y psíquico, y cuando se siente feliz manifiesta un vigor sorprendente.
Debe vigilar cuidadosamente su circulación, evitando tanto la vida sedentaria como el pasar mucho tiempo de pie y trabajar en lugares estrechos y cerrados.
Como el hombre del signo, es propensa a la anemia y padece hipotensión más o menos crónica. De ahí que se canse con facilidad y sufra de agotamiento, vértigos y hemorragias nasales.
No es raro que tenga problemas de columna o de espalda: hernias discales, vértebras aplastadas y contracturas musculares, sobre todo en la nuca. Frecuentemente tiene tortícolis.
Tiene también tendencia a la gingivitis y a la piorrea, por lo que le convienen las verduras frescas y la fruta, que aportan vitaminas. No menos recomendables son las infusiones, los calmantés suaves y la limonada caliente con miel y un poco de naranja. Como es inapetente, necesita una cocina ligera y sobre todo, variada.

Volver a SIGNO ACUARIO