La Luna

El Arcano de la Luna habla de trabajo, de sacrificio, de transformaciones vitales a las que se ha llegado a través del esfuerzo, de imaginación, de sueños, de ilusiones a veces infundadas.
Marca un periodo de reflexión que nos invita a buscar en nuestro interior para mejorar nuestra situación vital. A la luz de la Luna las cosas no son tan fáciles de definir. Por eso, esta carta avisa de que no vemos las situaciones tal cual son, quizá porque no queremos ver la realidad o porque no nos están contado toda la verdad. Hay que.tener cuidado con falsas esperanzas, engaños o ilusio­nes infundadas.
También habla de desorientación y confusión cuando no se sabe qué cami­no tomar en la vida. Es una situación de la que hay que salir, olvidarse del pasa­do y mirar hacia el futuro. Representa los miedos ante lo desconocido, pero también las ilusiones, la necesidad de renovación y cambio.
Como arquetipo universal, la Luna representa el mundo invisible, etéreo, sutil, que se encuentra en los límites de la realidad. En la naturaleza, está vincu­lada a todo aquello que se ve afectado por el ciclo lunar, como las mareas. A niveles humanos la Luna está vinculada al descanso y los sueños y a cómo afec­ta a los comportamientos humanos.
Simbología
Una hermosa Luna domina toda la carta, pe­ro no es una Luna cualquiera. Está integrada dentro del Sol, lo que significa que nada es to­talmente negro, y viceversa. El astro lunar do­mina todo el cielo, en su máximo esplendor, sobre un lago, de ahí su influencia directa so­bre toda la Tierra y sobre los comportamien­tos de las personas que en ella habitan. Está enmarcada por dos torres, una a cada lado,  iguales pero diferentes. Dos perros aullan a la Luna y dentro del lago aparece un cangrejo.

Significado del  Arcano

La Luna que aparece representada en este ar­cano mayor tiene 28 rayos, que indican las diferentes fases por las que pasa la Luna con respecto a la Tierra. Los perros que la ladran, la hacen frente, pero por otro lado tienen miedo a la oscuridad a lo desconocido. Sim­bolizan los peligros, las dificultades, las per­sonas que están a nuestro alrededor, al ace­cho… Las torres que hay a los dos lados de la Luna apoyan aún más esta idea de oscuridad, peligros ocultos, miedo a lo desconocido…
El lago a los pies de esta carta es el sím­bolo de nuestra mente, de los misterios que en ella se encierran, de la meditación, de los sentimientos desbordados… En él se puede apreciar un cangrejo, que anda para atrás en lugar de hacia delante. También puede re­presentar traición, alguna acción inesperada a nuestro alrededor que nos hace daño.
Esta carta habla de la contradicción cons­tante, del valor para enfrentarse a los diferen­tes hechos de nuestra vida, pero también del miedo   que   surge   ante  lo desconocido,    ante    el resultado    incierto    de nuestras acciones.

La Luna nos lleva a…

• Pensar que no todo es bueno ni malo, ni vice­versa. De las cosas malas se puede sacar siempre algo bueno.
Actuar con cautela en las decisiones que vaya­mos a tomar.
• Buscar dentro de noso­tros todas las respuestas a nuestros problemas.
• No tener miedo ante lo que se presenta ante nosotros. La falta de temor nos conduce a la li­bertad.
• Confiar en que cualquier situación, por muy complicada que sea, tiene solución.

Correspondencia astrológica
Con el signo de Cáncer, ya que está regido por este astro. También estaría relacionada con Piscis en el plano de la imaginación,, las ilusiones, la fantasía, el mundo onírico…

Adivinación

La Luna al derecho

La LunaEste arcano mayor es misterioso y complejo, como la noche a la que representa. Cambian­te e inestable, como las fases de la Luna. Sim­boliza la necesidad del descanso para regene­rarse. Un momento propicio para acceder a nuestra capacidad más inconsciente, a nuestras facultades psíquicas, intuitivas e, incluso, de videncia. Cualidades para conocer los proble­mas de las personas sin necesidad de que los expresen de viva voz. También habla de si­tuaciones   conflictivas,   pro­blemáticas, de malos enten­didos y rumores, de miedos e inseguridades. De que hay que ir con cuidado para no ser engañados y estar aten­tos a las intenciones de las personas que nos rodean.
• En el dinero: Gastos que se hacen sin pensar. Estafas, engaños. Econo­mía inestable. Es mejor ser prudente con las inversio­nes que se realizan.
• En el trabajo: Em­pleos con horarios que se salen de lo habitual. Inestabilidad marcada por periodos de inacti­vidad y otros de exce­sivo trabajo.
• En los estudios: Jó­venes que se guían más por el corazón que por la cabeza. Les cuesta comprometerse y con­cretar sus proyectos.
• En el amor: Insegu­ridad por los cambios constantes y los compor­tamientos extraños. Reac­ciones exaltadas e inespe­radas. Celos, amores Dcultos, desconfianza que lace difícil la relación, persona que no expresa sus verdaderos sentimientos y que no está dispuesta a omprometerse.
• En la salud: Alteracio­nes del sueño. Sufrir por los problemas aje­nos, que en ocasiones se sienten como si fue­ran propios.

La Luna al revés

La Luna

Miedos, inseguridades, rachas de mala suer­te, envidias, traiciones, segundas intencio­nes, secretos que se revelan, falsedad, calum­nias, engaños… Estas palabras podrían definir el significado de la carta de la Luna cuando sale en una tirada en posición inver­tida. Hay que tener precaución, ir con pies de plomo y estar alerta para que no se nos compliquen las situaciones que tenemos en­tre manos. Es mejor no dejarse llevar sola­mente por las intuiciones y el instinto por­que podrían llevarnos al fracaso.

• En el dinero: Malas perspectivas económi­cas. Mejor ser previsor que derrochar. Evitar gastos superfluos. Grupos que utilizan el miedo y la necesidad para abusar de las personas en materia monetaria.
• En el trabajo: Conflictos con los jefes, dis­cusiones, malos entendidos. Cambios radicales de trabajo o del lugar en el que éste se desem­peña. Actividades al margen de la ley.
En los estudios: Jóvenes que difaman a los demás. Burlas y chismorreos. Aprovechar los puntos débiles para abusar de otras personas.
• En el amor: Problemas de pareja. Persona fría y calculadora a nuestro lado, para la que no cuentan nuestros sentimientos, con secretos que de salir a la luz podrían afectar a la relación amorosa. Sensación de estar solo en compañía. Confusiones que pueden llevar a la ruptura.
• En la salud: Errores médicos, enfermeda­des de los pies o efectos secundarios de los fár­macos. Depresión.

Volver a TAROT