La amapola

plantas mágicasSus pétalos delgados y como arrugados, de un rojo escarlata muy hermoso, no dejan lugar a pensar que de sus frutos se puede extraer opio y morfina.
Su nombre melodioso viene del mozárabe habapaura, voz que no es más que una alteración depapaver, nombre que recibe la flor en latín, y habba, grano de cereal en árabe.

Presagios, costumbres y símbolos relacionados con la amapola

Sus propiedades medicinales para combatir los problemas de insomnio y aliviar los dolores gástricos eran célebres entre nuestros antepasados, y en general entre todos los blos celtas europeos, griegos y latinos.
En cuanto a la flor propiamente dicha que, al igual que el aciano, se e cuentra abundantemente entre los trigos en tiempos de cosecha, siempre ha sido el símbolo del aspecto efímero de la vida, tal vez porque la amapola es una flor muy delicada y se marchita rápidamente una vez cogida.
Así pues, representa la llama o el fuego de la pasión, que se apaga con rapidez si no mantiene. Para dar te monio de la pasión e impaciencia amorosa y para decir al objeto de tu deseo «aprovechemos nuestra juventud», ofrece amapolas entre el 26 de febrero y el 4 de marzo, o del 17 al 23 de septiembre de cada año. Señalemos por último que, según una leyenda mítica griega, también está considerada la flor del consuelo.
En efecto, para calmar los tormentos de Deméter, gran diosa madre de la Tierra fértil y de las cosechas según los griegos -a cuya, hija, Perséfone, Hades había secuestrado-, Hipnos le ofreció amapolas, qué le permitieron volver a dormir y consolarse por su tristeza.

Volver a Plantas mágicas