Horóscopo del Amor Virgo 2021

Tu séptima casa, la del amor y el matrimonio (y las actividades socia­les) ha estado fuerte muchos años. Este año las cosas son menos com­plicadas, menos difíciles y mucho más estables. Durante muchos años había amor pero era muy inestable, siempre había mucha inse­guridad. El amor llegaba como un relámpago y desaparecía con la misma rapidez; una breve luz que iluminaba tu corazón por un tiem­po y luego volvía la oscuridad. Y esto se repetía y repetía una y otra vez. Por fortuna, esto se estabiliza. A mí me parece que después de haber tenido tanta agitación en el amor, darías la bienvenida a un poco de seguridad, y tal vez incluso a un poco de «aburrimiento». Po­dría ser aburrido, pero es agradable saber que tu ser amado estará ahí por ti cuando llegues a casa, que cuando hagas planes a largo plazo el ser amado estará disponible.
Neptuno es tu planeta del amor, y el año pasado hizo una impor­tante entrada en Piscis, su signo y su casa, la séptima tuya. Siempre has sido idealista en el amor; siempre has tenido criterios muy eleva­dos. Pues ahora lo son más aún. Tu planeta del amor está en su signo y casa y por lo tanto está mucho más poderoso por ti. Esto es una bue­na noticia en el frente amoroso.
Estás en un periodo, este año y los próximos trece años más o me­nos, en que hay posibilidades de que llegue el amor «ideal». Y esto será muy educativo. Muchas personas piensan que la finalidad de la vida es la felicidad del cuerpo físico, el yo carnal. Así, cuando cono­cen a un «alma gemela» esperan felicidad para siempre. Pero dado que la vida tiene finalidades mucho más profundas que el bienestar carnal (este es sólo un efecto secundario), el encuentro con el amor ideal, el alma gemela, puede producir muchas sorpresas psíquicas. El alma gemela desvela zonas del inconsciente, zonas de oscuridad en el alma, que nos refrenaban. Para tener el amor ideal tienes que ser tu yo ideal, y hacia ese fin está trabajando el Cosmos.
Cuando conozcas a esa persona especial, no lo sentirás en los lu­gares normales (el corazón o los genitales); sentirás la conexión des­de un lugar «por encima de tu cabeza». Ah, también la sentirás en otros lugares, pero la energía principal estará «sobre la cabeza», es posible que como un pie encima de la cabeza. La conexión estará por encima de la naturaleza psíquica.
La compatibilidad espiritual en el amor siempre ha sido importan­te para ti, pero ahora lo es más aún. Si la relación es solamente carnal, sin ninguna dimensión espiritual, lo más probable es que no te inte­rese.
En general, entran en el cuadro amistades de tipo espiritual. Te atraen adivinos o videntes, canalizadores espirituales, pastores reli­giosos, gurús y yoguis. También te gustan los poetas, los místicos, los artistas creativos, los músicos inspirados.
Si estás soltero o soltera en este periodo encuentras el amor en am­bientes espirituales; no pierdas ni un segundo en bares y clubes. El amor está en el seminario de meditación, la charla o taller espiritual, la reunión de oración o en la función benéfica. Participa en las causas altruistas de las que eres partidario y el amor te encontrará.
El 27 de junio Júpiter entra en tu casa once, la de las amistades. Por lo tanto, este año (y el próximo) entrarán nuevas e importantes amistades en el cuadro. La vida social será mucho más activa.
Después del 27 de junio, Júpiter formará aspectos hermosos con tu planeta del amor, y esto durará unos meses; entonces es probable que llegue el romance, el romance serio; este tendrá posibilidades de matrimonio.