Horóscopo del Amor Capricornio 2021

Tu séptima casa, la del amor y el matrimonio, estará fuerte la segunda parte del año, después del 27 de junio. Mientras tanto, el amor sigue más o menos como está. Si estás soltero o soltera, este debería ser un periodo de preparación y progreso personal: es bueno tener claro lo que se desea en el amor, el tipo de persona con que deseas estar, etcé­tera. También es bueno hacerte más amable (que inspira amor). A to­dos nos conviene trabajar más en esto, y ahora es un buen periodo para que te pongas a ello.

Cuando Júpiter entre en tu séptima casa el 27 de junio, se expan­dirá tu vida amorosa y social, y de modo muy positivo. Muchas veces este aspecto trae matrimonio, pero, como ya saben nuestros lectores, no siempre es un verdadero matrimonio. A veces trae oportunidades de matrimonio; a veces trae una relación que es «como» matrimonio; a veces trae encuentros con personas que considerarías «material para matrimonio», o relaciones que tienen posibilidades de convertir­se en matrimonio. Muchas veces trae sociedades de negocios o em­presas conjuntas. Pero siempre expande la vida social y amplía el círculo social. Entran nuevas e importantes amistades en el cuadro. Hay más citas y salidas, más fiestas y reuniones sociales. Con este as­pecto la persona asiste a más bodas también.

Júpiter es tu planeta de la espiritualidad, por lo tanto su entrada en tu casa del amor nos da otros mensajes también. Tu círculo social se perfecciona y espiritualiza. Te atraes amistades de tipo espiritual, personas refinadas, místicos, yoguis, adivinos, canalizadores espiri­tuales, pastores religiosos, gurús, este tipo de personas. También te atraen poetas, músicos, bailarines, personas dedicadas a las «bellas artes». Es decir, vas a atraerte relaciones de tipo espiritual. La dimen­sión espiritual adquiere mucha importancia en la vida romántica tam­bién. No te basta la simple atracción física; tú y el ser amado debéis estar en el mismo camino espiritual, tener valores e ideales espiritua­les más o menos compatibles. Si es así, la relación tiene más posibi­lidades de durar.

Este año encuentras el amor tanto en los lugares u ocasiones habi­tuales como en los no habituales. Los habituales son las fiestas, las reuniones sociales y la presentación por amigos; pero el amor te es­pera también en ambientes de tipo espiritual: el retiro espiritual, la reunión de oración, la sala de yoga, el seminario de meditación, la charla espiritual de un gurú de visita. También te espera en activida­des o funciones benéficas y cuando participas en causas que conside­ras valiosas.

El amor es idealista en este periodo. Sientes la necesidad de que tu relación esté «aprobada en las alturas», no que sea simple cuestión de química.
Es posible que encuentres el amor «ideal» este año o el próximo. En este periodo se manifiestan los ideales elevados en el amor. Sola­mente ten presente que hay que estar preparado para ese amor, si no, las impurezas de la psique lo estropearán, causarán muchas compli­caciones.

Si estás estás casado o casada, el cónyuge o pareja se volverá más espiritual, pues experimentará vibraciones espirituales muy intensas. Así pues, la relación se espiritualizará.
Si estás en el segundo matrimonio o con miras a casarte por se­gunda vez, este año no se ven novedades. La tendencia es a continuar como estás. Pero sí habrá mucha expansión en la vida social.
Si estás en el tercer matrimonio, este es un año de pruebas. Si estás con miras a un tercer matrimonio, estás osado, tomas la iniciativa, pero tal vez no es aconsejable boda este año.
Hay muchas tendencias a corto plazo en el amor que trataremos en las previsiones mes a mes. Tu planeta del amor, la Luna, es un planeta muy rápido, que cada mes transita por todos los signos y casas del ho­róscopo.