Hechizo para ser amado

Cuando alguien en particular llame su atención amorosamente hablando, habrá de practicar el siguiente hechizo para ver hechos realidad sus más íntimos deseos:
En una plancha octogonal de bronce habrán de grabarse escenas eróticas, que representen las intenciones de la persona interesada, así como los sexos de los mismos, escribiendo su nombre en una de las figuras y el del amado en la otra.

Para la grabación de nombres y figuras, asegurarse de que la luna se encuentre en su cuarto creciente.

En un viernes, a ser posible de madrugada, el oficiante se dirigirá hacia el umbral del ser querido, y una vez allí, con precaución de no ser oído, dirá lo siguiente:

«Yo (tu nombre), en mi propio nombre, hago saber a los Dioses, por mediación de los vientos sagrados, que los deseos aquí descritos habrán de hacerse realidad, (nombre de la persona.) me amará apasionadamente hasta el final».

Enterrar la plancha lo más cerca posible de la entrada del domicilio del elegido. La atración que sentirá esta persona por quien así operase no se hará esperar.

Para evitar cualquier temor a ser reconocido, es aconsejable que los nombres de los interesados figuren bajo un código clave o alfabeto que sólo el oficiantg pueda descifrar y entender. Así, en caso de que la plancha sea encontrada, no habrá miedo de ser descubierto.