Hechizo para ser amado (I)

Para alcanzar el amor de quien se desea, se obtendrán media docena de ostras y otras tantas pinzas enteras de marisco, como «buey de mar», centollo, etc.
Un viernes de agosto, que coincida con luna llena, se procederá a la pulverización de conchas y pinzas, una vez secada y reducida a cenizas la carne de las mismas, tras lo cual se mezclará todo en un mortero, que previamente habrá de tenerse preparado. Hacer el trabajo de mezcla y pulverización ante la luz de una vela verde.
Mientras se realiza este Hechizo, se pensará intensamente en el amado, visualizando el éxito de su empresa.
Los polvos que se obtengan tendrán que ser utilizados según las normas indicadas en otros hechizos.