Hechizo para saber las intenciones de una mujer

Tomar el corazón de un palomo y la cabeza de un sapo, y después de estar bien secos y pulverizados, llenar un saquito con estos polvos, que se perfumarán agregándoles un poco de almizcle.

Dejar el saquito debajo de la almohada de la persona en cuestión y, un cuarto de hora después, se sabrá todo lo que se desea oír.