Hechizo para que el rival no acuda a las citas del ser amado

Conseguir un recipiente de barro (nuevo), en el que se quemará un lagarto hasta reducirlo a cenizas.

Éstas se introducirán en un cuerno de macho cabrío, que habrá sido sacrificado en el periodo de luna nueva y guardado hasta su utilización.

Cuando se requiera de los efectos de este hechizo, se tendrán que trazar, delante de la puerta del rival, tres señales con las cenizas del lagarto.