Hechizo para enamorar profundamente al ser querido

Los materiales necesarios para que este hechizo alcance su máxima eficacia son éstos:
• 21 velas blancas de 15 minutos de duración
• Una ramita de acacia
• Miel pura de abeja (obtener a ser posible del mismo panal)
• Un cuchillo nuevo y canela en polvo.
Para medir el tiempo de duración de una vela, comprar una primero y, una vez prendida, cronometrar los minutos y apagar una vez consumido el cuarto de hora. Hacerse luego con las velas requeridas y cortar el sobrante, utilizando la primera como patrón.
Afilar la rama de acacia en el momento en el que la luna entra en su cuarto creciente, y poner una de estas velas en su mesita o altar, habiendo escrito previamente con dicha rama el nombre y apellidos del amado en vertical sobre la vela, y el del interesado en horizontal.
Mientras se clava repetidamente el cuchillo en la vela, decir:

«(Nombre). No podrás dormir, comer ni vivir, ni querrás en ningún momento a otra persona que no sea yo (tu nombre), hasta que así lo quiera. Sólo pensarás en mí y soñarás conmigo y con estar a mi lado cumpliendo mis deseos».

Ungir esta vela con la canela y luego con la miel, utilizando los dedos pulgar y corazón, primeramente de la mitad hacia arriba y luego de la mitad hacia abajo. Ungir cada mitad 21 veces. Encender la vela utilizando una cerilla de madera o cualquier objeto del mismo material, una varilla de incienso de rosa seria ideal, aparte de mantener en la habitación unos efluvios favorables.
Volver a repetir el conjuro anterior y esperar hasta que la llama se termine de consumir, visualizando el éxito de su empresa. Repetir el hechizo durante los veinte días restantes, realizando la misma operación. La siguiente vela habrá de ungirse veinte veces, y así sucesivamente.
Este hechizo no habrá de interrumpirse ni aun cuando el deseo se cumpliese antes de su finalización.