Hechizo para enamorar a una persona

Habrá de conseguirse un murciélago, del sexo de la persona amada, y traspasar sus ojos (no dañando, bajo ningún concepto, las niñas de sus ojos, pues el daño también podría sufrirlo la persona deseada) con una fina aguja y un hilillo de seda verde. Conseguir también un pedazo de tela o pañuelo (sirve cualquier objeto siempre y cuando se pueda coser en él), dando en el mismo cinco puntadas en forma de cruz, a la vez que se pronuncian las siguientes palabras:

«(Nombre de la persona), yo te hechizo por el poder y la fuerza de Luzbel, Baalzebuth y Astaroth, para que tú no veas ni el sol ni la luna en tanto que no te cases (o unas) conmigo. Por tanto, te conjuro a que lo hagas en el improrrogable plazo de ocho días, so pena de apelar a otros hechizos más poderosos. Luzbel, Baalzebuth, Astaroth, confirmad mi deseo y obligad a (nombre de la persona) a que se subyugue en cuerpo y alma a los míos».

Procurar hacer esta operación en día y hora de Venus, con la luna en cuarto creciente y al amanecer, con el fin de aumentar el poder del trabajo.