Hechizo para el Amor (I)

Un viernes, a la hora de Marte, encender una vela de color verde y desnudarse de frente a la misma.
Decir, mirando a la propia sombra, lo siguiente:

«Sombra, cabeza tienes como yo, cabellos tienes como yo, cuerpo tienes como yo, todos los miembros tienes como yo; yo te mando que así como tú eres mi sombra verdadera, que tú vayas a (nombre) y lo traigas para mí, y que ni pueda beber o comer, ni haber ningún placer hasta que me ame y venga a mí».