Hechizo para conquistar y a la vez desdeñar rivales

Para el uso de este hechizo es indispensable conseguir un cabello del ser amado, y también conocer el nombre y apellidos de losAas rivales, reales o posibles.

Hacer en el pelo tantos nudos como adversarios/as, a la vez que en voz baja se dice el nombre y apellidos del rival. Encender un brasero que contenga hojas de nogal y de laurel, trocitos de ramas de mejorana y flores de verbena; y una vez hecho esto, arrojar el cabello al brasero, diciendo por tres veces en voz alta:

«Scheva. Anula el poder de mis rivales»

Habrá de tenerse por seguro que quien así operase este hechizo correctamente no sólo espantará a moscas y moscones indeseables sino que, además, la persona elegida se sentirá irremediablemente enamorada del interesado.

Aunque no es imprescindible, el tener en cuenta las horas y día$ propicios aumenará la rapidez y probabilidades de éxito. Como ya he explicado en otras ocasiones, estos hechizos están preparados para funcionar de por sí, lo único que se pretende al sugerir otras medidas es asegurar la potencia del trabajo.

Aun así, si por motivos depresivos o descorazonadores se busca la urgencia, cualquiera de los hechizos de este libro valdrán de igual manera sin tener en cuenta los momentos idóneos.