Hechizo para conquistar a una persona

Coger unas hojas de verbena en la noche del 23 al 24 de junio, al dar la medianoche, y decir en ese mismo momento:

«Por la virtud de Scheva te mando, ¡oh, planta mágica!, que (nombre de ¡apersona) me ame como yo deseo».

Introducir la planta entre la ropa y el pecho, de tal manera que entre en contacto con la piel, para regresar inmediatamente después al domicilio, en caso de no haber hecho la primera parte del hechizo en el mismo por haber tenido la oportunidad de recoger la verbena directamente del campo. Si es así, deberán repetirse estas palabras hasta llegar a su casa y cuando ya se esté en el aposento, se dirán durante un intervalo no inferior a 10 minutos y no mayor de 30 minutos.

Las hojas y flores se envolverán en un pañuelo, que se habrá comprado a tal efecto, y se expondrá en un lugar aireado durante un espacio de 21 días, procurando que nadie descubra el trabajo. Terminada esta espera, se reducirá a polvo el contenido, por medio del fuego preferiblemente.

Antes de entablar una conversación con el elegido, untarle las manos con los polvos y procurar tocar con ellas las manos y la cara del amado