Hechizo para apresurar matrimonios o noviazgos

Un viernes por la noche coger una manzana y dividirla en cuatro partes, arrancar el corazón y en su lugar poner un papel en el cual se habrá escrito el nombre de la persona que se ama con tinta verde nueva, y encima, formando una cruz, el nombre del operador.

A continuación, con un cuchillo nuevo, grabar siete veces en la piel de la manzana el nombre de la persona amada, y otras siete veces el del interesado. Atravesar dicho fruto con dos agujas dispuestas en cruz, diciendo:

«No es que te atraviese a ti sino que Asmodeo atraviesa el corazón del que amo»

A continuación, echar todo en el fuego, agregando:

«No es que yo te queme a tí sino que Asmodeo enciende mi amor en esa mujer/hombre como arde esta manzana»

Recoger las cenizas de este fruto e introducirlas en una pequeña vasija que no se haya usado, agregar luego aceite puro de oliva y poner a hervir por espacio de un cuarto de hora.

Dejar enfriar, tapando enseguida la vasija con una piel de liebre agujereada y dejar la vasija expuesta a la luz de la luna por espacio de nueve noches. Bastará untarse las cejas con este aceite, atarse una ramita de ciprés en el brazo derecho y tocar la piel de la persona con la mano derecha.

Si la persona a hechizar es una mujer, la ramita de ciprés se colocará en el brazo izquierdo y se tocará a la persona con la mano izquierda.